El bosque es un lugar donde el trigo y el agua se convierten en un animal oscuro

 

Un lago amanece en la niebla. El agua verde y tranquila. Espesa como si en su interior durmieran cien mil años de naturaleza quieta. Islas y patos que nadie ha visto nunca.

Ese animal es de otro tiempo.

Cuando estás a punto de tocar el suelo tienes que esforzarte para remontar el vuelo. Es un esfuerzo de voluntad y fe.

Los pájaros existen por un esfuerzo de voluntad y fe. Velocidad.

A vista de pájaro el campo deja de tener límites geográficos para convertirse en un lenguaje perfecto de color en movimiento. Signos de un lenguaje sobre el vértigo y la belleza.

El bosque es siempre un lugar oscuro. Desciendo poco a poco. Casi siempre me encuentro frente a  una construcción antigua. En una ocasión era una enorme cabaña habitada por cuervos y un tejón. Hace unos días me defendía de las rocas y el vacío en una plataforma de piedra que formaba parte de unas ruinas escalonadas engullidas por la hierba. Esta vez se trata de un carrusel de madera abandonado.

El bosque es un lugar donde el trigo y el agua se convierten en un animal oscuro.

 

 

2010